( fichero pdf guiadidactica.pdf 2.36 Mb )GUÍA DIDÁCTICA

La luna de GalileoDel mismo modo que la literatura nos permite entender cómo vivía la gente de una determinada época, en las obras de arte también es posible rastrear las creencias y las formas de vida del pasado. Así, por ejemplo, desde los tiempos de la antigua Grecia se creía que la Luna era una esfera perfecta cuya superficie estaba perfectamente pulida. Tanto es así que nuestro satélite se consideraba un símbolo de pureza y era frecuente representarla a los pies de la Virgen. Sin embargo, a comienzos del s. XVII Galileo observó por primera vez la Luna al telescopio, y se encontró con un paisaje formado por valles, cráteres y montañas como los que cubren nuestro propio planeta. Sus dibujos muestran de forma inequívoca la naturaleza imperfecta de la Luna.

 

 

Aquí tienes dos madonnas con una Luna a sus pies, una pintada por Murillo y otra por Cigoli. ¿Sabrías decir cuál de las dos es más “realista” en los detalles astronómicos?

madonne

¿Conoces alguna obra de arte – aunque sea popular – que haga relación a los avances científicos y tecnológicos del s. XX? ¿Puedes encontrar un cuadro famoso en el que aparezca un avión? ¿Y una locomotora de ferrocarril?

En la primera secuencia del programa Urania muestra a sus amigos algunos ejemplos de obras de arte que incorporan elementos relacionados con la astronomía. La web del Museo del Prado permite disfrutar con gran detalle de estas pinturas. ¿Puedes identificar todos los elementos que se mencionan en la locución y que aquí reproducimos?

  • Las siete artes liberales

    lassieteartesliberalesCada una de las artes está representada por una mujer, que aparece acompañada por el personaje más relevante de su disciplina. La Astronomía preside la composición portando una esfera celeste. Sentado a sus pies vemos a Tolomeo, que entre los siglos I y II recogió en 13 volúmenes la historia de la astronomía griega.
    Museo del Prado: Las siete artes liberales

  • La vista

    la vistaEsta obra perteneciente al conjunto de los Cinco Sentidos es fruto de la colaboración entre Rubens y Jan Brueghel “el Viejo”. Fue realizada en 1617 y, que sepamos, es la segunda pintura de la historia en la que aparece un telescopio.
    La vista en el museo del prado

  • Saturno devorando a un hijo

    Saturno devorando a un hijoTambién Rubens, pintó su propia versión del mito clásico sobre el dios Saturno. Me gustaría llamar la atención sobre la parte superior del cuadro, donde una estrella triple representa al planeta Saturno, tal y como lo había observado Galileo Galilei 26 años antes.
    Museo del Prado: Saturno devorando a un hijo

  • Rubens pintando la alegoría de la Paz

    Rubens pintando la alegoría de la pazA la derecha aparece Marte, vestido de guerrero, acosando a Venus, que simboliza la paz. Y en el plano inferior encontramos algunos de los objetos que son destruidos por la guerra. Entre ellos figuran un astrolabio y una esfera armilar, que representan el conocimiento científico.
    Museo del Prado: Rubens pintando la alegoria de la paz

Internet y algunas aplicaciones como Google Earth o Google Maps te permiten hacer un viaje virtual a algunos de estos lugares y comprobar, por ejemplo, su orientación respecto de los puntos cardinales. Localiza algunas pirámides en Egipto, y también en centroamérica. ¿Están orientadas de alguna forma especial? ¿Es esa orientación perfecta o sólo aproximada?

Tal y como nos recuerda Saturno en un momento del programa, las iglesias cristianas también solían orientarse respecto de los puntos cardinales. Localiza en Google Earth las principales catedrales españolas (Santiago, León, Burgos, etc.) y verifica su orientación. ¿Qué ocurre con otras catedrales construidas recientemente, como la de la Almudena en Madrid?

plaza maria pitaAparte de los monumentos de tipo religioso, muchos edificios civiles se orientan teniendo en cuenta los puntos cardinales. ¿Ocurre así con el Ayuntamiento de tu ciudad? ¿Y con el estadio de fútbol o los hospitales?

La orientación de los ejes de la plaza de María Pita, donde se encuentra el Ayuntamiento de A Coruña coincide razonablemente con los puntos cardinales.

 

Los nombres de muchas estrellas y constelaciones delatan su origen en Babilonio, Grecia, Roma o el mundo árabe. ¿Sabrías decir de cuál de ellas proceden los de estrellas como Sadalmelik, Capella, Kornephoros, Polaris, Ukdah, Bellatrix, Mirfak o Tsze Tseang?

Las constelaciones son agrupaciones arbitrarias de estrellas que a lo largo de la historia se han asociado a la figura de algún animal, objeto o ser mitológico. En general cada cultura ha imaginado las suyas, pero algunas se repiten sospechosamente en lugares tan lejanos como la antigua Grecia o la selva del Amazonas.

Actualmente el mapa del cielo se compone de 88 constelaciones que cubren la totalidad del firmamento como un mosaico. Algunas son muy fáciles de reconocer, como la Osa Mayor, Orión o Escorpio. Otras, en cambio, apenas tienen estrellas brillantes que nos ayuden a localizarlas. La mejor herramienta para aprender a conocer el cielo es un planisferio. Hay varios programas para ordenador que te permiten identificar lo que estás observando. Uno de los mejores se llama Stellarium (www.stellarium.org) y además es gratuito.

Si tienes un smartphone, por muy poco dinero puedes descargarte una aplicación de realidad aumentada como StarWalk. Colocando el teléfono como el marco de una ventana la aplicación te dirá qué es lo que estás viendo.

La astronomía es una de las ciencias más antiguas, aunque sólo sea porque descifrar los movimientos de los astros ayudó a las primeras civilizaciones a orientarse en los viajes, y a elaborar los calendarios que les permitían organizar su actividad. Además, casi todas las culturas volcaron en el firmamento su mitología y sus creencias, y muchas de ellas han dejado un sedimento que todavía podemos rastrear, por ejemplo, en los nombres de las estrellas, los planetas y las constelaciones.

En el programa de planetario se habla de una máquina de realidad virtual que permite visitar algunos lugares históricos en los que todavía es posible sentir el peso de los conocimientos astronómicos.

  • Las pinturas rupestres de Lascaux

    Nos encontramos en el interior de la cueva de Lascaux, en Francia. Como se puede ver, está decorada con magníficas pinturas prehistóricas. Algunos investigadores defienden que en esta auténtica Capilla Sixtina del arte paleolítico está la primera representación de Las Pléyades.
    www.lascaux.culture.fr

  • El cromlech de Stonehenge y el cromeleque dos Almendres

    El día del solsticio de verano, el Sol salía atravesando el eje central de la construcción. Es… digamos que asombroso que hace unos 5000 años ya tuvieran unos conocimientos astronómicos tan precisos.
    Video: Stonehenge (el misterio de las piedras)
    Cromlech en wikipedia

  • Las antas o dólmenes del Alentejo

    El estudio de más de un centenar de estos dólmenes ha revelado que se orientan a la salida del Sol - o quizás de la Luna - en algún momento del ciclo anual. También se han encontrado placas con patrones numéricos que sugieren que sus constructores recurrían a observaciones astronómicas para medir el tiempo...

  • Los petroglifos del Noroeste de la Península Ibérica

    El Gran Ciervo da Laxe dos Carballos, y otros petroglifos encontrados en Pontevedra, al Noroeste de la Península Ibérica, parecen confirmar este calendario lunisolar.
    Blog: Petroglifos de Galicia

  • Las pirámides de Guiza

    En la meseta de Guiza, cerca de El Cairo, podemos contemplar las famosas pirámides de Keops, Kefren y Micerinos, que están perfectamente orientadas a los cuatro puntos cardinales...

Si estas preguntas te han dejado incómodo, no te preocupes. El primer experimento que demostró de forma inequívoca la rotación de la Tierra se lo debemos a León Foucault, quien en hizo oscilar un péndulo similar a los que hoy cuelgan en muchos planetarios y museos de ciencia. Si no tienes uno cerca, puedes ver cómo funciona y qué demuestra en la web del Museo de la Ciencia de Valladolid.

 

 

Ficha didáctica: péndulo de Foucault

Noche estrellada en el Museo contiene varias secuencias en las que podemos observar los movimientos que tienen lugar en el cielo durante la noche. Aunque la presencia de tantas estrellas puede generar confusión, lo cierto es que el movimiento del firmamento se parece mucho al del Sol durante el día. Y lo cierto es que ambos tienen su origen en el movimiento de rotación de la Tierra, que completa una vuelta sobre su eje al cabo de 24 horas.

Hoy damos por sentado que la Tierra da vueltas sin cesar, pero si lo pensamos bien, no tenemos muchas evidencias de que los movimientos de los astros sean consecuencia de la rotación terrestre. ¿Acaso notamos un viento constante soplando del este? De hecho, hasta hace unos pocos siglos todo el mundo creía que la Tierra – tal y como parece – permanece inmóvil, y que son los planetas y las estrellas quienes dan vueltas a su alrededor. ¿Se te ocurre alguna observación o experimento que demuestre de forma incontestable que la Tierra da vueltas sobre si misma? Si no tenemos evidencias, ¿por qué crees que estamos tan seguros de que la Tierra gira sobre sí misma y alrededor del Sol?

Teniendo en cuenta que nuestro planeta es aproximadamente esférico y que tiene un radio de unos 6350 km, calcula la distancia que recorre al cabo de un día un terrícola que se encuentre sobre el Ecuador. ¿Qué velocidad implica este movimiento? ¿Y si calculamos la velocidad a la que nos movemos debido al (hipotético) movimiento anual de traslación de la Tierra alrededor del Sol? ¿Es posible que nos estemos moviendo por el espacio a más de 1000 km/h? Y si es así, ¿por qué no lo percibimos?

La escasa calidad de los telescopios de Galileo queda patente en estos dibujos de lo que veía al enfocar hacia Saturno. Hoy sabemos que el planeta está rodeado por un sistema de anillos, pero Galileo sólo acertó a distinguir una especie de “orejas” que lo flanqueaban.

saturno

Los primeros telescopios estaban formados por juegos de lentes, pero las imperfecciones hacían que la imagen se degradase a medida que la luz las atravesaba. Además, la búsqueda de mayores aumentos dio lugar a tubos cada vez más largos, tanto que llegaban a hacerse inmanejables.

Otro de los grandes nombres de la ciencia, Isaac Newton, revolucionó la construcción de telescopios al utilizar espejos curvos en lugar de lentes. Como la luz se refleja en ellos sin necesidad de atravesarla la degradación de la imagen es menor. Además, el esquema de espejos permite construir telescopios más compactos.

telescopio

A fin de obtener las mejores imágenes, los grandes telescopios se construyen hoy en día en lugares donde la calidad del cielo es excepcional. Los más importantes se agrupan en las Islas Canarias, las cumbres de Hawai y el desierto de Chile. ¿Qué tienen en común estos lugares? ¿Qué aspecto tienen en las fotografías que muestran las luces de las ciudades durante la noche?

mapa nocturno

La relación entre la ciencia y la tecnología es compleja. A veces un descubrimiento científico encuentra una aplicación inesperada en una nueva tecnología. Pero otras veces es necesario un avance tecnológico para abrir la puerta a nuevos descubrimientos científicos. Es lo que ocurrió, por ejemplo, con la construcción de los primeros telescopios a comienzos del siglo XVII. Galileo fabricó algunos de los primeros, y aunque su calidad era muy inferior a los de unos prismáticos baratos, le permitieron ver cosas que nadie había visto antes. Y lo mejor de todo, es que cualquiera puede reproducir en una sola noche despejada sus principales observaciones.

Por ejemplo, se dio cuenta de que la Vía Láctea y algunas nebulosas que parchean el cielo no son más que una multitud de pequeñas estrellas, demasiado débiles para que nuestro ojo las distinga individualmente.

vía láctea

Del mismo modo que el telescopio le permitió contemplar estrellas demasiado débiles para el ojo, puso a su alcance los cuatro satélites más brillantes de Júpiter. Estos cuerpos no se distinguen en nada de las estrellas del firmamento, salvo porque parecen seguir al planeta en su lento paseo por las constelaciones del Zodíaco. Galileo sabía que Júpiter estaba mucho más cerca que las estrellas, por lo que supuso que aquellos astros que podía ver cambiar de posición a lo largo de una sola noche, eran en realidad satélites de Júpiter.

jupiter

También se percató de que la linea que separa la zona iluminada de las regiones oscuras de la Luna no es una curva perfecta, como cabría esperar si nuestro satélite fuera una esfera, sino una linea quebrada que pone en evidencia la existencia de accidentes en el terreno.

la luna

La contaminación lumínica no sólo es un problema para los astrónomos. Muchas especies de animales – incluidos los seres humanos - ven alterado su comportamiento por la desaparición de los ciclos nocturnos. Pero además, si tenemos en cuenta que la luz que se proyecta hacia arriba es luz que se desperdicia, y que la mayor parte de la electricidad que utilizamos procede de centrales térmicas que queman combustibles fósiles, podemos imaginar la magnitud del problema medioambiental. A la luz de estas reflexiones, hay quien ha llegado a decir que este tipo de imágenes de las fuentes de luz nocturna son, más que un mapa de la distribución de la población y la riqueza humanas, un mapa de la estupidez y el despilfarro humanos. ¿Qué opinas?

 

Tras observar un espectacular cielo cruzado por la Vía Láctea, la Maja desnuda suspira y recuerda un poema que José Asunción Silva dedicó a las estrellas. Aquí tienes la versión completa:

Interrogación (?...)

 Estrellas que entre lo sombrío,
de lo ignorado y de lo inmenso,
asemejáis en el vacío,
jirones pálidos de incienso,
nebulosas que ardéis tan lejos
en el infinito que aterra
que sólo alcanzan los reflejos
de vuestra luz hasta la tierra,
astros que en abismos ignotos
derramáis resplandores vagos,
constelaciones que en remotos
tiempos adoraron los Magos,
millones de mundos lejanos,
flores de fantástico broche,
islas claras en los océanos,
sin fin, ni fondo de la noche,
estrellas, luces pensativas!
estrellas, pupilas inciertas!
¿Por qué os calláis si estáis tan vivas
y por qué alumbráis si estáis muertas?...

La belleza del firmamento ha inspirado a músicos, poetas y pintores. ¿Puedes encontrar al menos tres obras en las que la noche, los planetas o las estrellas jueguen un papel especial?

Una de las secuencias más emocionantes del programa es la observación nocturna protagonizada por un grupo de astrónomos aficionados. En España existen multitud de agrupaciones astronómicas que disfrutan de esta afición y colaboran con los científicos profesionales en la obtención y análisis de datos. Además, suelen ser ellos quienes descubren los cometas y mantienen una constante actividad para acercar la astronomía a todos los públicos.

 

La página web del Año Internacional de la Astronomía mantiene una lista de las agrupaciones astronómicas en nuestro país. Localiza la más cercana y ponte en contacto con ellos para intentar organizar una charla o, mejor aún, una observación astronómica para principiantes.

 

El mayor enemigo de los astrónomos aficionados no son el frío o el sueño, sino la contaminación lumínica. Las luces de las ciudades y carreteras resta oscuridad al cielo, e impide observar los objetos con menos brillo. En el programa puedes ver cómo la situación enfada al mismísimo Saturno.

En mis tiempos la Vía Láctea, las estrellas y los planetas se podían ver desde cualquier sitio. Pero hoy, con todas esas farolas en las ciudades hay que irse al quinto pino para encontrar un cielo oscuro. ¿Qué les pasa a estos humanos? ¿Es que ahora tienen miedo de la noche?

¿Dónde están las estrellas? Y lo peor es que algunos creen que iluminar la noche como si fuera de día es una muestra de progreso y modernidad. ¡Hay que ser bruto!

En el programa se cita la Declaración en Defensa de la Calidad del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas. Puedes encontrar más información sobre esta iniciativa en la página web del proyecto Starlight.

 “El derecho a un cielo nocturno no contaminado que permita disfrutar de la contemplación del firmamento debe considerarse como un derecho inalienable de la Humanidad, equiparable al resto de los derechos ambientales, sociales y culturales”.

Qué otras declaraciones sobre bienes inmateriales conoces? ¿Estás de acuerdo en la preservación de este tipo de patrimonio cultural?